Tanto hombres como mujeres pueden ser susceptibles a malformaciones del pezón. En este artículo, los médicos especialistas de Clinimèdic quieren desvelar algunas dudas sobre la intervención de pezones, más frecuente de lo que creemos.

En la mayoría de los casos, tanto en hombres como en mujeres, el pezón suele proyectarse hacia fuera aunque en algunas ocasiones se da el caso contrario y va hacia adentro. Esta anomalía no tiene porqué ser un problema de salud pero si estético, vamos a verlo con más detalle.

En primer lugar vemos las diferencias entre los pezones invertidos o retraídos y qué motivos pueden ser los causantes.

 

Tipos de pezones que existen

Un pezón normal suele medir un centímetro de largo y uno de diámetro aproximadamente pero hay diferentes tipos de pezón: prominente o más largo, pediculado, aplanado, invertido o retraído.

Los pezones pediculados son menores de un centímetro en su encaje con el pecho y los aplanados también son menores, pero en este caso en su extensión hacia el exterior, lo contrario que prominentes.

Los pezones retraídos no solamente no salen al exterior si no que van hacia dentro, en cambio, los pezones invertidos están como escondidos, con un hundimiento parcial.

A menudo, la retracción del pezón también incluye también la retracción de la areola, mientras que la inversión suele afectar solo al pezón y se ve generalmente como si hubiera una hendidura en forma de una pequeña línea recta.

 

¿Qué causas pueden provocar un pezón invertido o retraído?

Básicamente son dos factores los causantes de una anomalía en los pezones, por un lado el hecho congénito y por el otro que sea adquirido a causa de una enfermedad.

Los pezones invertidos congénitos no son en ningún caso malignos aunque pueden suponer una complicación importante a la hora de amamantar, por ejemplo. Muchas de las pacientes que acuden a Clinimèdic para realizar una intervención en el pezón es por este motivo. También hay mujeres que acuden al especialista por un complejo estético ya que en la pubertad o adolescencia, cuando se desarrolla la mama, aparece esta anomalía y quieren resolverla.

Cuando la malformación no es congénita sino que aparece en un momento determinado, es cuando debemos consultar con nuestro médico cuál puede ser la causa, por ejemplo: una mastitis, cáncer de mama, cirugía, inflamación o dilatación de los conductos mamarios, etc.

Desde Clinimèdic recomendamos visitar al especialista en seguida que se detecta algún cambio en los pezones, sobre todo si se da el caso asimétrico, solamente en uno de los pezones.

 

También en los hombres

Es menos frecuente pero también se da el caso en hombres. Un pezón que empieza a retraerse sobre sí mismo puede ser un síntoma de cáncer de mama en los hombres.

En el sexo masculino las causas benignas son menos frecuentes ya que las causas congénitas también lo son.

Desde Clinimèdic recomendamos visitar al médico ante cualquier alteración que detectemos en los pezones o pechos.

Nuestros médicos especialistas en intervenciones de mama que pueden ayudarte en tu caso concreto, ponte en contacto con ellos siguiendo el enlace.

Fuentes: Saludemia y BBC