Aunque cualquier época del año puede ser adecuada en una intervención estética, si es cierto que el período invernal puede resultar óptimo en según qué intervenciones, debido a la disminución de las horas de sol evitando la aparición de manchas y ayudando a la cicatrización rápida de las heridas. Ello significa que realizarse la intervención en enero, febrero o marzo dará tiempo a la recuperación y los resultados estarán ya asentados en la época de mayor calor, que es sin duda el mejor momento de lucirlos.

Alguna de las intervenciones más populares en esta época del año son: aumento de glúteos, aumento de pechos, liposucción, eliminación de varices y todo tipo de tratamientos de estética correctiva.

En CLINIMÈDIC aconsejamos realizar un buen estudio y asesoramiento previo que permitan una intervención sin riesgo y máximo éxito. Planear en estos meses de invierno la intervención soñada significa que este verano se podrá disfrutar de un sueño hecho realidad.