Las intervenciones destinadas a mejorar el seno caído se llaman mastopexia, y es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas. Si además, el pecho ha perdido volumen, se puede colocar una prótesis.

La mastopexia no precisa de ingreso en clínica, ya que se realiza en régimen ambulatorio, es decir se queda unas horas en observación y luego se marcha a casa. La recuperación precisa de una o dos semanas.

Esta cirugía suele ser recomendable después de uno o varios embarazos, donde el pecho presenta un exceso de piel y poco tejido mamario. Asimismo esta situación se suele presentar después de una pérdida de peso importante, o de elasticidad de los tejidos con el paso de los años.

Los resultados son muy buenos, ya que conllevan una mejora muy importante en el aspecto de la paciente, y por consiguiente en su autoestima.

Solicita una primera visita gratuita en CliniMèdic, analizaremos tu caso particular y te recomendaremos la mejor solución.