La eliminación de un tatuaje y las sesiones necesarias para conseguir dicho objetivo dependerán de varios factores referentes a la composición y elaboración del tatuaje que se desea eliminar.

Los factores que influyen en la eliminación del tatuaje, y que a continuación explicaremos con más detalle, son: colores utilizados, localización, tamaño y antigüedad.

Colores utilizados

Dependiendo del tipo de pigmento utilizado el número de sesiones y el tipo de láser utilizado será diferente.

  • Color negro. Es el color que responde mejor al tratamiento y consecuentemente más fácil de eliminar.
  • Rojo y amarillo. Colores que responden bien al tratamiento, aunque necesitas más sesiones que el negro.
  • Verde y azul. Son los colores con más dificultades, pero aun así no existe ningún problema para su eliminación.

Localización

El grosor de la piel afecta a la duración de la eliminación, debido a que, en zonas con piel más gruesa, como piernas, brazos y espalda, la tinta del tatuaje se encuentra a más profundidad. Por el contrario, en zonas con piel más fina, como cuello, muñeca y tobillo, la tinta tiene una menor profundidad y se necesitará un menor número de sesiones para su eliminación.

Tamaño

A mayor tamaño no significa que la eliminación sea más complicada, pero sí es cierto, que debido a ser una superficie más extensa la duración para su eliminación será más larga.

Antigüedad

Son más fáciles de eliminar los tatuajes más recientes pues el pigmento que queda puede haberse desplazado a la profundidad de la piel dónde es más difícil su eliminación sin provocar daño en el tejido circundante.

Eliminación más eficaz y más moderna

En CliniMèdic utilizamos el láser más eficaz y más moderno para la eliminación de tatuajes y lesiones pigmentadas, un láser de nueva generación más efectivo y menos invasivo.