Preparamos dietas adaptadas a las necesidades nutricinales del paciente y a sus patologías si las tuviere, teniendo en cuenta su ritmo de vida y sus hábitos alimentarios. Elaboración de menús con productos de mercado y de fácil elaboración que permitan al paciente seguir con sus actividades sociales, huyendo de las dietas extravangantes o “dietas milagro”.