Si te has sometido a una operación de aumento de pecho y eres o vas a ser mamá probablemente sean muchas las dudas que te asalten respecto al periodo de lactancia.

¿Puedo tener problemas a la hora de dar de mamar a mi bebé? ¿Se me caerá el pecho? ¿Existe algún tipo de cirugía que tenga menos efectos en el periodo de lactancia? ¿La prótesis puede afectar a mi bebé?

La realidad es que, en principio, una operación de aumento de pecho no tiene por qué ocasionar problemas durante el periodo de lactancia materna, ya que actualmente las técnicas quirúrgicas empleadas pueden no producir ningún daño en el tejido glandular de la mama.

Técnicas de cirugía de mamas y sus efectos en la lactancia

La afectación sobre la lactancia variará en función del cómo y dónde se introduzca la prótesis mamaria.

Normalmente, la prótesis se introduce en el pecho mediante una incisión que suele realizarse en la aureola que rodea el pezón, en la axila o bien debajo del surco mamario. En este proceso, la elección de la prótesis adecuada es una decisión fundamental que variará en función de la anatomía del pecho y que requiere de una previa valoración por parte del cirujano o cirujana.

Asimismo, la colocación de la prótesis se realizará detrás de la glándula pero delante del músculo pectoral, o bien detrás de éste. En este caso será también el profesional quien deberá elegir cuál es el mejor lugar para colocarla en función de la anatomía de la mama, de la propia paciente y del modelo y tamaño de la prótesis a implantar.

Producción de leche en un pecho con prótesis

Así, en algunos casos, cuando el implante se introduce a través de la areola del pezón existe un riesgo de afectación en los nervios del pecho. Estos nervios son muy importantes durante el periodo de lactancia, pues son los encargados de alertar al cerebro para la liberación de las hormonas de oxitocina y prolactina, fundamentales en la producción de la leche.

Sin embargo, tu cirujano se deberá preocupar de realizar la intervención de la mejor forma posible para que tu operación de aumento de pecho no afecte al periodo de lactancia materna en un futuro.

Deformación del pecho con prótesis y lactancia

No existe una relación directa entre la caída del pecho y la prótesis mamaria. Sin embargo, son muchas las mujeres que ven la apariencia de sus pechos afectada después de la lactancia. Al igual que cuando el cuerpo sufre cambios bruscos de peso, pueden aparecer estrías o flacidez en el pecho. No obstante, estas alteraciones durante y después del embarazo no suelen tener una mayor intensidad demostrada en los pechos con implantes.

La salud del bebé y las prótesis

Lo cierto es que no se han registrado casos de prejuicios en la salud del bebé en relación con las prótesis de silicona. Esto quiere decir que no existen evidencias que acrediten que haya fugas de la silicona del implante que puedan llegar a la leche y, por lo tanto, al bebé.

Además, en el caso de que llegara a producirse alguna fuga de silicona de la prótesis, la cantidad sería mínima.

Algunas recomendaciones para tu periodo de lactancia

En definitiva, no parece existir ningún riesgo ni efecto en la lactancia después de una operación de aumento de pecho. No obstante, es importante que, en el caso de tengas pensado amamantar a tu bebé en un futuro, informes a tu cirujano previamente a la intervención.

Asimismo, es recomendable que le comuniques al pediatra sobre la existencia de las prótesis de mama para que lleve a cabo un seguimiento más detallado del crecimiento del bebé.

Finalmente, posteriormente a la operación de aumento de pecho, se recomienda esperar un periodo de adaptación del pecho a la prótesis de unos ocho o diez meses antes de quedarse embarazada, con tal de evitar la aparición de posibles complicaciones.

Si quieres saber más sobre el aumento de pecho y la lactancia puedes consultar a nuestro experto cirujano, quien te atenderá personalmente y estudiará tu caso particular.