IPL Mejora del tono de piel

La luz intensa pulsada o IPL elimina las huellas que los años, el estrés y el sol dejan en la piel, proporcionando un rejuvenecimiento global y uniforme del rostro, cuello, escote y manos

La Luz Intensa Pulsada es una fuente de luz que proporciona un tratamiento no agresivo para unificar el tono de piel, elimina arrugas finas, manchas, rojeces y poros dilatados.

Para un mejor resultado se emplea en combinación con otras técnicas como el relleno de las arrugas más profundas con ácido hialurónico o la toxina botulínica para arrugas de expresión o las “patas de gallo”.

Los resultados son evidentes desde la primera sesión, pero generalmente se necesitan entre 3 y 5 sesiones con un intervalo como mínimo de tres semanas. A medida que avanza el tratamiento se va notando una mejoría progresiva en la calidad de la piel.

Solicita primera visita sin compromiso