En los últimos años ha crecido exponencialmente la demanda por parte de las mujeres de cirugía íntima o cirugía genital, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre), hoy en día ya supone más del 2 % del total de intervenciones quirúrgicas de estética. De hecho, un 34% de las mujeres encuestadas se muestra partidaria de la labioplastia genital.

¿Pero, cuáles son las motivaciones que hay detrás de la ‘ginecoestética’?

Varios motivos pueden ser los que dan respuesta a esta necesidad. El primero y más importante es la moda de la depilación integral, que deja al descubierto toda la anatomía. Esto hace que se vean más los labios menores y lleva a que las mujeres quieran reducirlos o ampliarlos. En segundo lugar, el hecho de que la sociedad es menos conservadora cada vez, y ya pueden preguntar abiertamente sobre sus genitales sin ninguna vergüenza ni pudor.

Pero no se pierden las motivaciones más básicas de los tratamientos para la atrofia o para reconstruir defectos posparto; mientras que hoy no solamente se busca mejorar el confort, la calidad de vida y las relaciones sexuales, sino también la autoestima e imagen de la mujer.

¿Cuáles son las intervenciones más demandas?

Según los expertos, las cirugías íntimas más demandadas son:

• Himenoplastia. La reconstrucción del himen. Suele deberse a causas religiosas y/o culturales.

• Toxina botulínica para el vaginismo. Los músculos perivaginales durante la penetración pueden contraerse de manera involuntaria. La toxina botulínica actúa como un relajante muscular en la zona, aunque también hay un componente psicológico importante.

• Clitoriplastia es una reducción del clítoris, que aumenta de tamaño con la edad (no es solo lo que se ve exteriormente, por el interior puede medir entre 8 y 12 centímetros de largo y 6 centímetros de ancho), llegando a ser siete veces mayor después de la menopausia que al nacer.

• Labioplastia o ninfoplastia es el tratamiento más solicitado por las mujeres con diferencia. Sobre todo cuando el crecimiento desmesurado de los labios menores dificulta las relaciones sexuales o una micción correcta.

• La liposucción del monte de Venus la lipoescultura “quita” de donde sobra y “rellena” donde es necesario.

• La aplicación de ácido hialurónico, que aumenta el trofismo y elasticidad de la mucosa vaginal. Es muy solicitado en la etapa posmenopáusica.

Otras menos frecuentes: aumento de labios mayores mediante autoinjerto de grasa o lipofilling y el blanqueamiento anal.

¿Para qué personas está recomendada?

El perfil de paciente suele comprenderse entre los 20 y 50 años, y son mujeres que quieren mejorar su aspecto vaginal, requieren de un estrechamiento de vagina, o presentan una deformidad en los labios de la vulva y que debido a ella no puedan tener una vida sexual plena.

Aunque los motivos de las cirugías íntimas suelen ser simplemente estéticos, también puede haber una razón más médica o reparadora, como en el caso de labioplastias de hipertrofias importantes de labios menores por molestias durante las relaciones sexuales, durante el deporte o cuando llevan ropa ajustada.

La cirugía íntima se realiza con el propósito de corregir el aspecto de los genitales femeninos, mejorar el tono muscular vaginal, así como disminuir el diámetro interno y externo de la vagina. Consulta tu caso concreto con los cirujanos profesionales de Clinimèdic y te acompañaremos para conseguir la mejor versión de ti misma.

× ¿Cómo puedo ayudarte?