El aumento mamario por implantación de prótesis sigue siendo la intervención más realizada y en el año 2015 se han realizado más de 1,5 millones de operaciones de este tipo y la tendencia es a aumentar, según publica la revista Aesthetic Surgery Journal en su edición del mes de junio.

El estudio se basa en el cuestionario que fue enviado a cerca de 5000 cirujanos de 44 países por lo que es muy representativo de lo que en el aumento de pecho se refiere.

Algunas de las conclusiones varían según las regiones, cómo que en Asia, Oceanía y Europa se ponen mayoritariamente las prótesis de mama anatómicas, mientras que en USA y Latino América son las redondas las más usadas pero no hay una evidencia científica que demuestre cuáles son mejores. Lo que sí parece claro que son las de silicona 100% las preferidas en todo el mundo menos en Estados Unidos donde sólo la usan el 22 % de los cirujanos aunque hay evidencias claras de las ventajas de poner los implantes de silicona.

También haya variaciones significativas en el tamaño y es en USA donde se ponen las más grandes pues el 78% de las prótesis son mayores de 300 cc y según mi experiencia en

España una prótesis promedio en mi práctica es la de 245 cc pero debo reconocer que cada vez las pacientes piden prótesis más grandes.

Tampoco los cirujanos de todo el mundo se ponen de acuerdo por dónde poner estos aumentos, mi experiencia demuestra que la vía periareolar es la más requerida y la mitad pongo por debajo del músculo y la otra mitad por encima del pectoral mayor.

El artículo concluye que, aunque es una intervención ampliamente realizada no existe un procedimiento estandarizado y propone crear un equipo internacional de trabajo que evalúe las diferentes técnicas y valore los resultados para mayor seguridad y garantía de que nuestros pacientes recibirán lo mejor, consensuado por la mayoría de los cirujanos.

Dr. Carlos Sarmiento, cirujano estético